Search for content, post, videos

Quetzalcóatl, la leyenda de la Serpiente emplumada

quetzalcoatl piramide destacada

Quetzalcóatl fue una de las deidades prehispánicas más importantes, su culto estuvo presente en la civilización olmeca, tolteca, teotihuacán, maya y mexica.

El origen de su nombre viene del náhuatl “Quetzal”, ave de hermoso plumaje y “Coatl” serpiente, lo que hace la “Serpiente Emplumada”.

Quetzalcóatl, en las pirámides de Xochicalco

Quetzalcóatl, en las pirámides de Xochicalco

Esta deidad representa la dualidad inherente a la condición humana: la “serpiente” es cuerpo físico con sus limitaciones y las “plumas” son los principios espirituales del conocimiento, cultura, filosofía, y fertilidad.

Origen de la ‘Serpiente Emplumada’

La religión de la cultura Tolteca una de las grandes civilizaciones de mesoamérica y precursora de la cultura mexica, estaba dominada por Quetzalcóatl “la serpiente emplumada” y Tezcatlipoca “el espejo humenate”.

Los sumos sacerdotes toltecas eran la representación de Quetzalcóatl en la tierra, su principal deidad  y era el título que recibían estos mandatarios.

Incluso se le identificó con un personaje histórico, el rey de Tula Ce Ácatl Topiltzin, quien vivió entre los años 895 y 947 de la era cristiana, quien decían era rubio y con barba.

Ce Ácatl Topiltzin por Diego Rivera

Ce Ácatl Topiltzin por Diego Rivera

Este personaje fue conocido por crear un reino de paz, sabiduría y proliferación artística. Así como por prohibir los sacrificios humanos de los seguidores de Tezcatlipoca, los cuales los suplantó por ofrendas como la liberación de aves y mariposas en lo alto de los templos.

La controversia de su reinado lo obligó a partir hacia el este, pero prometió regresar, en cierta fecha del Xiuhpohuallique (calendario de 365 días) que coincidió con la llegada de los españoles en el año de 1518, lo cual atemorizó a los mexicas, que se consideraban herederos de la cultura tolteca, a pesar de haber alterado sus enseñanzas.

Además las enseñanzas de Quetzalcóatl quedaron recogidas en ciertos documentos llamados Huehuetlahtolli (‘antiguas palabras’), transmitidos por tradición oral y puestos por escrito por los primeros cronistas españoles.

Cosmovisión mexica

Según la cosmogonía mexica, Quetzalcóatl es hijo de la dualidad creadora del universo Ometeótl, formado por Ometecuhtli y Omecíhuatl. Sus hermanos eran Huitzilopochtli, Tezcatlipoca y Xipe-Tótec.

Principales deidades mexicas

Principales deidades mexicas

La religión mexica relacionó a Quetzalcóatl como la deidad del viento en su acepción de “Ehécatl”, también era la representación del planeta Venus (que anuncia el alba), los comerciantes, las artes, artesanía y conocimiento. Asimismo del sacerdocio mexica, del aprendizaje y el conocimiento.

Quetzalcóatl como Venus

Quetzalcóatl como Venus

Leyenda de Quetzalcóatl

Cuenta la leyenda que después de la creación del mundo los humanos veneraban a sus deidades con templos y sacrificios humanos, sin embargo Quetzalcóatl no veía con buenos ojos esto.

Entonces decidió descender en la ciudad de Tollan (hoy Tula) mientras se realizaba un sacrificio humano para detenerlo.

Al pasar el tiempo prohibió los sacrificios y enseñó a las personas oficios, artes, a cosechar el maíz, escritura, astronomía y muchos otros conocimientos que solo poseían las deidades.

Así fue como la ciudad de Tula comenzó a florecer como nunca, hasta que Huitzilopochtli, Tlacahuepan y Titlacahuan decidieron poner fin a la fortuna de Quetzalcóatl y los toltecas.

Estos se prepararon para engañar a Quetzalcóatl y “hacerle perder el tino y que ya no haga penitencia”, y Tezcatlipoca agregó: “Yo digo que vayamos a darle su cuerpo”; el propósito consistá en alejarlo de la vida espiritual del sacerdocio y llevarlo a los placeres de la vida mundana.

Los dioses convocados por Tezcatlipoca realizaron diversos prodigios para engañar a Quetzalcóatl y a los toltecas con el fin de hacerlos incurrir en faltas morales y así poder dar cuenta de la gran ciudad, pues como dice el texto sahaguntino “los tres hicieron portentos con los que presagiaron la destrucción de Tula”.

El primer portento de los magos divinos ocurre cuando Tezcatlipoca se transforma en anciano para tener acceso al recluido Quetzalcóatl y ofrecerle pulque.

Izquierda: Topiltzin Quetzalcóatl se baña en la noche como parte de la vida de penitencia sacerdotal. Centro: Topiltzin Quetzalcóatl se enfrenta a Titlacahuan o Tezcatlipoca, quien, como un viejo, le ofrece un vaso de pulque. Derecha: Topiltzin Quetzalcóatl duerme embriagado y se olvida de sus obligaciones rituales, no acude a bañarse de noche en la acequia ni se autosacrifica con espinas de maguey; se rompe así la comunicación con los dioses. Códice Florentino,

Izquierda: Topiltzin Quetzalcóatl se baña en la noche como parte de la vida de penitencia sacerdotal. Centro: Topiltzin Quetzalcóatl se enfrenta a Titlacahuan o Tezcatlipoca, quien, como un viejo, le ofrece un vaso de pulque. Derecha: Topiltzin Quetzalcóatl duerme embriagado y se olvida de sus obligaciones rituales, no acude a bañarse de noche en la acequia ni se autosacrifica con espinas de maguey; se rompe así la comunicación con los dioses. Códice Florentino,

Después de una pequeña discusión con quienes guardan a su desprevenido adversario, llega hasta su presencia; una vez ahí le ofrece el pulque como si fuera una medicina, ya que Quetzalcóatl estaba enfermo.

Dijo Quetzalcóatl: “Estoy muy enfermo por todas partes, en ninguna parte están bien mis brazos, mis pies; bien desmayado está mi cuerpo, así como que se deshace”; y luego dijo el viejecillo: “Ya aquí está la medicina que es muy buena, ligera y va una cosa con la otra, si la bebieres en ti saldrá y ablandará tu cuerpo y llorarás, será generoso tu corazón; tú  recordarás que morirás; y además bien por ella recordarás adonde irás”.

Aunque al principio se niega a beber, el señor de Tula termina cediendo a la incitación del falso anciano y comienza por sólo probar un poco de la bebida.

Enseguida se “movió su tonalli ” (alma) y termina embriagándose, con un mal resultado pues “ya por eso llora, mucho se aflige, entonces por ello se le fue el corazón a Quetzalcóatl, ya no recuerda lo que antes conocía de su manera de vivir, lo que conoce de su forma de vida, bien le dio vueltas a su corazón el tlacatecólotl ”.

Mover el tonalli  indica que Tezcatlipoca ha causado conmoción en las inclinaciones más íntimas del penitente y en su fuerza vital.

Con la borrachera, Quetzalcóatl ha perdido el juicio y la cordura, se le fue el corazón y le da vueltas; si se tiene en cuenta que en el mundo náhuatl el corazón es el principal centro de conciencia y de voluntad, se comprende la gravedad de lo que le pasó a Quetzalcóatl, perdió la conciencia y la voluntad.

Esto da por resultado que olvide “su forma de vida”, la cual es la vida ritual, de penitencia y abstinencia del sacerdote, faltando por ello a sus obligaciones rituales, gravísima transgresión que afecta a toda la sociedad.

Por tanto, Tezcatlipoca ha logrado dañar a la sociedad tolteca en uno de sus ejes básicos, la comunicación con lo sagrado, pues en el pensamiento mesoamericano el bienestar social depende, en última instancia, del favor divino.

En pleno estado de embriaguez mandó traer a Quetzalpétlatl, “estera preciosa”, mujer dedicada al culto divino y por ello con votos de abstinencia, con la cual tuvo relaciones sexuales.

De esta manera ha cometido las faltas más graves en que puede caer un sacerdote, una falta lleva a otra: la embriaguez en un lugar sagrado mientras está dedicado a la penitencia lo lleva a tener relaciones con una mujer dedicada a los dioses.

Los dos han olvidado sus grandes responsabilidades, como lo señala el texto de los Anales : “Después que se embriagaron […] Ya no bajaron a la acequia; ya no fueron a ponerse espinas; ya nada hicieron al alba. Cuando amaneció, mucho se entristecieron, se ablandó su corazón. Luego dijo Quetzalcóatl: ‘¡Desdichado de mí!’ ”.

En este momento el sacerdote decidió partir pero prometiendo que algún día regresaría.

La promesa de Quetzalcóatl

Caminó por el altiplano y se despidió de sus discípulas las mariposas (como él las llamaba) en Papalotla (lugar de las mariposas) cerca de Texcoco.

Siguió caminando y llegó hasta Coatepec ‘el cerro de las culebras’, desde donde se aprecia el Citlaltepetl ‘cerro de la estrella’ (Pico de Orizaba) y arriba del cerro se despidió de sus discípulos (coats) diciéndoles que de ahí en adelante tenía que seguir él solo, pero que “volvería cuando el quinto sol se dejara ver en el horizonte”.

Pico de Orizaba

Pico de Orizaba

Y los discípulos le preguntaron: Señor, ¿y como vamos a saber nosotros que ese quinto sol llega y que tu vuelves?.  Entonces Quetzalcoatl le dijo: “les voy a dejar una señal”, y según cuenta la leyenda, Quetzalcoatl hizo unos ademanes mágicos  y entonces brotó una erupción luminosa (como serpiente emplumada) del Citlaltepetl, que subió al cielo y se unió a la estrella Citlalit (Venus) que se volvió más luminosa y les dijo: observen esa estrella, de hoy en adelante se llamará Tlahuixcalpantlecutli, o sea: Señor que anuncia la venida del Sol.

Otra versión dice que se subió a una barca y se alejó mar adentro hasta desaparecer, e inmediatamente surgió del mismo lugar donde había desaparecido, una estrella muy brillante (Venus), que ascendió de Oriente a poniente) y se posó exactamente arriba del Citlaltepetl (Pico de Orizaba), en donde después de un rato desapareció como si se hubiera metido en el cráter del volcán.

quetzalcoatl barca

 Quetzalcóatl y Venus

Al planeta Venus, lo vemos por el Oriente antes de que amanezca  y por el Poniente al atardecer.

Si trazamos una línea imaginaria desde el Citlaltepetl (Pico de Orizaba) hasta Coatzacoalcos, podemos ver que pasa por los siguientes lugares:  Córdoba, las pirámides de Palmillas, la Piedra Móvil, el Cerro de las Mesas, la zona de los Tuxtlas, Catemaco, la Laguna de los Cerros y varios lugares más, todos ellos con importantes vestigios arqueológicos.

Y desde todos estos lugares se puede apreciar al atardecer, como la estrella Venus, cuando va después del Sol, se coloca por encima del Citlaltepec.

Fuente

Lee también: La leyenda deMayahuel, deidad creadora del maguey