Search for content, post, videos

Pakal, ¿quién fue el astronauta maya?

Spread the love

El legado de Pakal es uno de los más impresionantes y misteriosos del mundo maya. Lo conocen como el «Astronauta maya» por su singular tumba que levantado teorías sobre si es era un viajero de otro tiempo o en semi dios.

Su esposa la Reina Roja también ha creado fascinación por la forma en que fue encontrada, repleta de atavíos y con un polvo rojo intenso que ha permanecido intacto por miles de años.

K’inich Janaab’ Pakal fue un gobernador maya de la región de Lakam’ha, “Lugar de las grandes aguas”, hoy conocido como Palenque, en Chiapas entre los años 615 y 685, periodo de prosperidad para los habitantes de la zona.

Pakal el grande

Datos curiosos de la vida de Pakal, el grande

-Con tan solo 12 años de edad Pakal ascendió al trono para llevar al esplendor a una ciudad en medio de la selva maya que sería una de las más extensas y majestuosas.

-Su templo funerario es el único, en la zona Maya y de América, en el que se ha encontrado una cripta con los restos de un gobernante y que se le puede relacionar con las pirámides egipcias.

-Pakal nació el 23 de marzo de 603, era descendiente, por parte de su madre, de la dinastía que gobernaba Palenque.

Al morir su abuelo y su hermano, que gobernaban la región que corresponde a Palenque, una parte de la nobleza decidió separarse y establecerse en Tortuguero, Tabasco.

Mientras tanto, los padres de Pakal regresaron a Palenque para elevarlo al trono, pues aunque su madre, Sak K’uk era la legítima heredera, el cargo sólo podía ser ocupado por un varón.

Pakal y Quetzalcóatl

Así como Quetzalcóatl, Pakal era considerado un semidios que trajo gran prosperidad a su pueblo y poseía gran sabiduría como un conocimiento avanzado astronómico, conocía las órbitas de Marte, los movimientos de la Tierra y podía predecir los eclipses lunares.

Por otro lado, tenía características físicas de un extranjero, que no poseían los oriundos de las tierra mayas, como por ejemplo la altura, la cual no era común de los mayas que miden alrededor de 1,50 metros, mientras que los restos funerarios recogidos corresponden a una altura de 1,70 metros.

Otra prueba es relacionada a los símbolos de belleza mayas, como que acostumbraban incrustar piedras preciosas en los dientes, pero nuestro gran gobernante carecía de ellas.

Otro dato curioso de Pakal, es la historia grabada en piedra de la edad en que murió ya que la narran aproximadamente a los ochenta años; sin embargo, los estudios demuestran que su cuerpo corresponde al de un hombre de cuarenta años.

La tumba de Pakal

La lápida se distingue por retratar a Pakal emprendiendo un misterioso viaje, algunas teorías dicen que al cosmos y otras al inframundo o Xibalba.

En el momento de su descubrimiento se pensó que era un altar, sin embargo al retirarla dejó al descubierto la osamenta del gobernante, bellamente ataviada con cientos de piedras preciosas.

A primera vista en la lápida se puede apreciar a Pakal en posición fetal en pleno viaje o transición de un mundo o dimensión a otra.

La lápida de Pakal mide 3,80 m de largo por 2,20 m de ancho y pesa 7 toneladas. Muestra al gobernador como centro del universo, abajo está el inframundo, en el centro el árbol de la vida y arriba el dios Itzamná representado como un quetzal, abajo de él está Sak B’aak Naah o el primer ciempiés de huesos blancos, que representa el inframundo maya: Xibalbá.

Pakal está sentado, como un joven en el centro del universo, de su cuerpo emerge un árbol, con una serpiente bicéfala que se cruza, dividiendo el cosmos en sus cuatro regiones. 

Alrededor del árbol se aprecian los rostros de diferentes deidades que lo acompañan en su viaje por el cosmos.

Ese templo fue construido para resguardar los restos funerarios que fueron encontrados en 1949.

Pakal, el astronauta maya

Hay teorías que asocian la figura con una nave espacial comandada por el gobernante maya, por las diversas similitudes de los viajes al espacio modernos como la forma en que está sentado y los objetos que le rodean.

La Reina Roja, esposa de Pakal

Otro de los descubrimientos más impactantes de Palenque es la tumba de la Reina Roja, quien como su esposo, hizo que sus restos descansaran junto con los de él, dentro de una pirámide y con símbolos muy especiales para su viaje al informando.

Fue hasta los 23 años que Pakal se casó con Tz’akbu Ajaw, con quien tuvo cinco hijos, de los cuales dos fueron gobernadores después de su padre.

Su tumba fue encontrada a un costado del Templo de las Inscripciones, cerca al río Usumacinta, en Chiapas con gran cantidad de joyas encontradas que pertenecían a esta influyente mujer de 60 años con manos delgadas, dedos alargados cubiertos de anillos, asimismo su cráneo no se encontraba deformado, práctica usual entre los mayas.

El nombre de «la Reina Roja» le valió por el polvo de color intenso que recubría las joyas de jade, huesos, piedras y conchas de mar que había dentro de la tumba de hace 1,346 años de antigüedad.

Este polvo era de tono rojizo -cinabrio, era un mineral compuesto por mercurio y azufre, usado para conservar los restos humanos- y que fue colocado sobre la mujer y sus dos acompañantes (una mujer y un niño) el 13 de noviembre del año 672 d.C.

La reconstrucción de Pakal

Artistas y diseñadores se han dado a la tarea de revivir a Pakal transformándolo en una persona de carne y hueso a través de la tecnología de las imágenes en 3d.

Fue un fotógrafo tabasqueño quien realizó un fotomontaje del gobernador maya. Inspirado en otras recreaciones de Pakal decidió realizar la suya.

Según el medio Quinta Fuerza el artista visual José de la Cruz, fundador de Palenque Memoria a Color Y J C de la Cruz Fotografía , recordó estos trabajos elaborados con técnicas de modelado digital en 3D, y habló del proceso:

“Esto nos motivó a realizar nuestra propia recreación empleando el fotomontaje, algo que sí conocemos y hemos manejado en otras ocasiones. Lo primero fue elegir una fotografía adecuada: optamos por una de frente de la cabeza de estuco hallada en la tumba de Pakal, y en la que se lo representa como adulto”.

“De allí efectuamos una rápida investigación iconográfica para conocer los rasgos faciales mayas que pudieran servir a nuestra labor y, por fortuna, el hallazgo de un retrato del General Maya Cruzo’ob Gabino Cruz Yeh, cuyo parecido con Pakal es muy sorprendente, nos permitió tener una visión acerca del semblante que debió tener dicho gobernante”, detalló este profesional.

Personas como José hacen que este gran personaje maya de nuestra historia sea nuevamente recordado junto con todos los logros y avances de su pueblo en la época de su reinado.

Como sus victorias militares contra los que invadían su territorio, saliendo siempre victorioso. A pesar de que era un pueblo que luchaba batallas en defensa de su territorio, la época de Pakal en el trono fue de paz y prosperidad para su pueblo.

Asimismo, la actividad productiva de la región tanto para el comercio como para el consumo local, además de reactivar ceremonias y actos públicos, lo que le valió el aprecio del pueblo.

También promovió el registro escrito de todas las acciones militares, ceremonias y eventos importantes, lo que ha ayudado a los historiadores y arqueólogos de nuestros tiempos a estudiar y comprender mejor la historia de Palenque.

Fuentes

https://matadornetwork.com/es/pakal-el-mitico-astronauta-maya/

https://www.chichenitza.com/es/blog/pakal-el-grande